sábado, 22 de diciembre de 2012

Tomates secos

 Cooking for Torpes Nº 79



Un desayuno potente. Encender el horno y dejar que se vaya haciendo.
Y como siempre, fácil... no, lo siguiente.
¡Vamos, mis queridos "torpes"!
Otra opción, ¡al sol!




Cortamos los tomates por la mitad y los colocamos sobre una rejilla de horno.
Espolvoreamos un poco de sal (muy poca) y albahaca.
Ponemos debajo de la rejilla una bandeja, por si al "encoger" los tomates llegan a escurrirse.



Horno a 100º.



No, no hemos terminado... Podemos dejarlo y seguir al día siguiente... o.... ¡del tirón!



En un bote hermético, ponemos los tomates secos, unas hojas de laurel, ajos, tomillo, romero... al gusto.



Los cubrimos de aceite de oliva.



Podemos utilizar los tomates en ensaladas o como acompañamiento de carnes y pescados o donde os apetezca.
El aceite, en ensaladas. Y podemos rellenar cuando baje el nivel.
Mola ¿que no?.

4 comentarios:

  1. Mola, si!!!!!!
    Son algo imprescindible en mi vida, me encantan los tomates secos!!!
    Un besoteee!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tara.
      Tendré que hacer de nuevo, en nada.
      Bss

      Eliminar
  2. ummm tengo que hacer estos tomates porque me encantan. un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam, y la de recetas que puedes hacer con ellos.
      En aceite, o secos... mmmm
      Bss

      Eliminar

Recetas recomendadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...