miércoles, 7 de enero de 2015

Focaccia de tomate y cebolla


Si, ya hicimos hace tiempo alguna otra.
Método, Daniel Jordá, ¿recordáis?
!Amasar se va a acabar!
Si sigues las instrucciones, en un ¡plis plas!..... ¡Hecha!
Vamos con esa Focaccia.


Ingredientes:


500 gr de harina (de Fuerza)
250 ml de agua (yo he puesto más de 300 ml)
30 gr de mantequilla
20 gr de aceite
10 gr de sal en escamas
10 gr de levadura
Cebolla frita
Tomates Cherry
Romero y orégano



*(Se puede sustituir el agua por cerveza negra y las hierbas... por las que más te gusten...tomillo, salvia....)
**(La sal en escamas que empleé es un poco especial, llevaba Boletus)
***(La cebolla frita, sirve la del Lidl, o Ikea... o si la quieres hacer tu....)
****(El aceite... pues eso, el riKo... de Baeturia)


Mezclamos todos los ingredientes en un bol. Harina, agua, mantequilla, aceite sal, hierbas y levadura.
Mezclamos, no amasamos. Solo debemos conseguir una mezcla homogénea.
La mantequilla en pomada, y la levadura la deshacemos entre los dedos.
Un poco de aceite sobre la encimera, lo extendemos y volcamos la masa.
La dejamos "recogida", formando bola.


Aplanamos la masa, con la palma de la mano (si se pega demasiado, nos engrasamos las manos con un poco de aceite).
Imaginando un pañuelo, traemos las cuatro esquinas al centro. Este proceso no debe durar más allá de 1 o 2 minutos. Le damos la vuelta a toda la masa y reposo de 10 minutos.



Repetimos la operación.
Segundo plegado. 
Volvemos a aplanar, esquinas al centro. 
Descanso de 10 minutos. 



Repetimos el proceso, tres o cuatro veces. Hasta que notemos la masa, suave...
(Como dice Daniel.... la masa te habla)



Como veis, el amasado, se hace solo.
Para explicar el proceso, he utilizado las imágenes que ya tenía de "La masa Kinder", una masa y al menos.... tres resultados.
A partir de ahora, las imágenes ya corresponden a esta receta.



Repetimos.
De Izquierda a derecha y de arriba a abajo. Mezclamos ingrediente.
Hierbas. Mezclamos.
Primer descanso.
Plegamos, segundo descanso.
Plegamos, tercer descanso.
Plegamos, cuarto descanso.
Si ves que no está muy fina la masa, puedes darle otro descanso.
He dividido la masa en dos. 



Pintamos el interior de los moldes desechables con aceite. Estiramos un poco las bolas que vayamos a utilizar y espolvoreamos un poco más de hierbas, chorrito de aceite por encima.
Cubrimos con un paño y dejamos reposar hasta que doble el volumen inicial (no hay prisa, 15-20 minutos).





Mientras, iremos preparando una salmuera en un biberón o una botella de plástico con el tape perforado.
La mía, una parte de aceite Baeturia Carrasqueña, por dos de agua y dos cucharadas de café de sal
Agitamos bien y reservamos.

Distribuimos la cebolla y los tomates Cherry, por encima de la masa.

Clava los dedos, varias veces, en la masa. Sin miedo.



Humedecemos la masa con el biberón y clavamos los dedos en ella si vemos que ha subido mucho. ¡Sin miedo!. Un buen chorretón de salmuera.
Horno, precalentado a 250º.
En este caso y con estos moldes, 20 minutos de horneado.



Déjala reposar, 5 minutos. Si por abajo la ves algo cruda, le das la vuelta y unos minutos más de horno, no le sentarán mal.







2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola María:
      Y tiene un monton de posibilidades.
      :D
      Me alegro de que te haya gustado.
      Bss

      Eliminar

Recetas recomendadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...