sábado, 2 de mayo de 2015

Slider buns


Otra de las recetas de los chicos de ChefSteps.
No os podéis perder sus vídeos o sus informes. CiberCursos interesantísimos.
Si, me encantaría pasar unos días con ellos, observando, aprendiendo.
Pero mientras eso llega.... los copio, los tuneo y los intento emular...




¡Brutal!
Pan para mini bocadillos, sliders. Películas, retransmisiones deportivas... fiestas familiares. Haz una montaña de ellos y que cada uno los rellene de lo que quiera.
¡Vamos a ello!
Ingredientes:

450  g de harina de fuerza
340 ml de leche
75  gr de mantequilla
50 gr de azúcar
7  gr de levadura seca de panadería o 20 gr de fresca
8  gr de sal
2  gr de amilasa (*opcional)
50  gr de huevo

Semillas de sésamo negro
Aceite de oliva, suave





*Las enzimas amilasas son empleadas en la fabricación de pan para romper azúcares complejos como el almidón (presente en la harina) en azúcares simples. La levadura puede entonces alimentarse de esos azúcares simples y convertirlos en productos de fermentación alcohólica. Este proceso da sabor al pan y hace elevar la masa. Las células de la levadura contienen amilasas pero necesitan tiempo para fabricar la suficiente cantidad para romper el almidón. Este es el motivo de la necesidad de largos tiempos de fermentación (especialmente para determinadas masas). Las técnicas modernas de elaboración de masas incluyen la presencia de amilasas para facilitar y acelerar estos procesos.(Wikipedia)

En un bol o en la KA, mezclamos 290 ml. de leche tibia (no más de 45º) con el azúcar, la levadura y la amilasa. (Si no empleas amilasa, el pan tendrá un poquito menos de sabor y los tiempos de levado, serán un poco más largos).
Añadimos la harina y la sal.



Cuando tengamos bien mezclados los ingredientes, incorporamos la mantequilla y subimos la velocidad de amasado.
La mantenemos así, durante unos 20 minutos.


En una fuente engrasada, colocamos la masa y cubrimos con film. Dejamos en la nevera al menos 3 horas. Puedes dejarlo reposar todo un día si te va mejor.



Ahora toca, hacer "bolas".
Vamos tomando trozos de unos 45 gr.




Hacemos bolas bien apretadas y las colocamos en un molde (suficientemente alto, ¡ojo!) engrasado.
(Yo utilicé dos bandejas desechables de aluminio. Cubrí una, con la otra)



Con un spray/pulverizador, rociamos de aceite; evitaremos que las bolas bajen.
Dejamos a temperatura ambiente y cubierto, para que doblen su tamaño. 
De 30 a 90 minutos.


Horno a 180º.
Mezclamos la leche que nos quedaba con el huevo y con un pulverizador, rociamos los bollitos.
Unas semillas de sésamo y cubrimos todo el molde con papel de aluminio.
(Yo utilicé dos bandejas desechables de aluminio. Cubrí una, con la otra y ambas las envolví con papel de aluminio)





Horneamos durante 25-30 minutos.




Retiramos el papel de aluminio y horneamos aproximadamente unos 10 minutos más, para que tomen color tostado.



Dejamos enfriar y guardamos en una bolsa.
Dicen que son mucho mejores a las 48 horas. La corteza reabsorbe la humedad de la miga... y bla, bla, bla...





En casa a las 48 horas.... no queda ni la bolsa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recetas recomendadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...