miércoles, 22 de febrero de 2017

Alubias de Tolosa, con guidillas


Esto, ya no es que sea fácil. Es para dejárselo hacer, al pequeño de la casa.
Simplemente, encender el fuego, controlar el "chup chup", dejar reposar... y a comer.
Y no vengas con cuentos.
Plato, rico, rico y sano, sano.


Le añadimos unas guindillas y muerte por placer infinito.
¡Ala, venga!
¡A la cocina!
¡Torpes del mundo!. ¡Uníos!






Ingredientes:

2 litros de agua 
1 cebolla
1 cabeza de ajos
500 gr. de alubia de Tolosa
Sal
Aceite de oliva
Guindillas





Cazuela grande.
Ponemos dentro los 2 litros de agua fría, la cebolla, sin barbas y quitándole solo la capa externa. La cabeza de ajos entera, y las alubias, solo lavadas.
Una cucharada de sal.

Al fuego.

Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al 3. Es decir, que el "chup chup" no nos rompa mucho la alubia.
Dispones de 2 horas, para hacer lo que te de la gana. 
O sea, 120 minutos, haciendo "chup chup".
Prueba el punto de sal. Rectifica si es menester.
Deja reposar.
Sirve, con guindillas.



Unos consejos.
- Hazlas el día anterior al que vayas a consumirlas.
- Si la alubia, es "joven" y buena, generará "cremita".
- Si esa "cremita" no se genera, pasa por la batidora unos 50 gr. de alubia y añádelo al guiso.

A mi me gustan, recién hechas, al día siguiente, dos semanas después e incluso puedo ir a tu casa a comerlas.


2 comentarios:

  1. Y ya está? bueno pues nunca las he probado me pica la curiosidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente, se les añaden "sacramentos" (Carnes, panceta, chorizo...), pero en cuaresma.... "a pelo".
      Y salen ricas, ricas ;)
      Bss, Elisa

      Eliminar

Recetas recomendadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...